La gente percibe desaceleración y prepara estrategias de ahorro

Los consumidores bolivianos han comenzado a sentir los efectos de una gradual desaceleración económica, lo que ha despertado en ellos cierta desconfianza sobre el futuro desempeño de la economía local. En respuesta a esa creciente incertidumbre muchos de ellos han decidido modificar sus pautas de consumo: gastar menos, usar marcas más baratas, aprovechar las ofertas y promociones o limitar las salidas a comer fuera de casa o a divertirse.

Leer más

Fuente: Nueva Economía